Venta de carros nuevos seguirá creciendo en Colombia, vea porqué

Este año la venta de vehículos nuevos en Colombia va a continuar con el pie en el acelerador, pero una mayor velocidad dependerá de lo que suceda con el dólar, el comportamiento de la economía y la confianza de los consumidores.

De esos tres factores el que más preocupa a los conocedores del sector automotor y a los concesionarios es la tasa de cambio (el dólar) porque viene mostrando mucha volatilidad y hoy se encuentra sobre los $3.091, una cifra que muchos no esperaban, ya que la economía marcha a buen ritmo.
El Dane confirmó que el 2018 el PIB del país creció 2,7%, más de un punto porcentual que en el 2017.

Sin embargo, la moneda de los Estados Unidos viene bajando desde comienzos de año. El 1 de enero arrancó en $3.249, lo que refleja una reducción de casi $160 en los primeros dos meses del 2019.

La preocupación está en si continúa la volatilidad y por factores externos, como lo que sucede en Venezuela o la crisis política en otras naciones, el dólar se trepa sobre los $3.420 como pasó hace seis años en nuestro país.

Un dólar muy alto impacta los precios de los vehículos en general, no solo a los importados, sino a los nacionales porque la mayoría de partes se importan.

Lo cierto es que a la industria automotriz le fue bien el año pasado. Las ventas de los ‘cero kilómetros’ crecieron el 7,7 % frente al 2017. En manos de los colombianos quedaron 256.054 vehículos nuevos en el 2018, cuando un año atrás fueron 237.957 unidades.

Este año el panorama muestra una tendencia positiva, pues el total de matrículas del sector automotor en el mes de febrero de 2019 fue de 18.418 vehículos, lo que representó un crecimiento de 0,7 % respecto al mismo mes del año anterior cuando se matricularon en total 18.293 unidades.

En lo corrido del año se destacaron los segmentos de “comerciales carga” y “taxis” al registrar crecimientos del orden del 46,4% y 28,5% frente al año anterior, según Fenalco.

Los concesionarios van a seguirle dando la ‘pelea’ al dólar con tentadores descuentos en los nuevos y la banca no se va a quedar atrás en materia de financiación.

Por ejemplo, se ofrecen planes de crédito con cuota inicial del 5%, del 10% y del 20% y tasas de interés desde el 0,20% (nominal mes vencido) para los primeros meses de acuerdo con el perfil del cliente.

Otras entidades brindan tasas del cero por ciento dependiendo de la capacidad de endeudamiento del usuario. La competencia es a toda velocidad.

Voces del sector

El presidente de Andemos, Oliverio García, consideró que el mercado automotor del país puede tener una buena dinámica durante este año, en donde se podrían vender aproximadamente 276.000 vehículos nuevos, lo cual representaría un crecimiento del 7,5 %.

“Nosotros vemos una año positivo porque creemos que el mercado va a estar estable, pero no creemos que haya madera para un crecimiento de dos dígitos, ya que si bien es cierto que hay unas condiciones muy favorables como la estabilidad política por las elecciones del año pasado, sigue preocupando la volatilidad del dólar y dependemos mucho de la cotización internacional del precio del petróleo”, dijo.

Ernesto Ortiz, presidente de General Motors Sudamérica Oeste, analizó que el entorno favorable de la economía podría ayudar a que se vendan aproximadamente 265.000 vehículos nuevos, pero también consideró que hay unos factores que se deben revisar, entre los que se encuentra el comportamiento de la divisa.

“Se espera un crecimiento del 3,5 % en la economía nacional, lo que seguramente permitirá que la industria crezca para llegar a una cifra cercana a las 265.000 unidades. Obviamente debemos seguir muy de cerca el comportamiento del dólar, las tasas de interés y los índices de confianza del consumidor, que tienen una incidencia directa en la venta de vehículos”, explicó Ortiz.

Asimismo, Jorge Cortés, experto del sector y dueño de una de las redes de concesionarios de Mazda y Ford en el país, consideró que si el dólar se mantiene sobre los $3.100, se podría tener una dinámica interesante que llevaría a que el sector tenga un crecimiento del 5 % más de lo que vendió el año pasado.

Además, indicó que otro factor que podría mover el sector son las decisiones que se están tomando en varias ciudades sobre el pico y placa.

“Tenemos que tener un crecimiento porque somos un país al cual le caben todavía muchos vehículos, a pesar de los trancones y de las situaciones que se vienen presentando en las capitales. Hay que entender que la cifra de motorización en Colombia todavía es baja y los ciudadanos tienen una necesidad de movilizarse, pero un factor interesante podría darse con el pico y placa, porque los ciudadanos tenderán a cambiar sus carros para sumar un segundo vehículo o comprar dos usados con el fin de tener dos alternativas para moverse”, indicó Cortés.

Por ahora todo apunta a que el sector automotor tomará velocidad.

La competencia entre concesionarios por ganar clientes está al rojo vivo. Las facilidades en los planes de financiación se ajustan a las necesidades de muchos.

Los coreanos siguen punteando

César Ospina, vicepresidente Comercial de la marca Kia en Colombia, dijo que el año inició con unas expectativas de ventas de 275.000 unidades.

No obstante, resaltó que las marcas han tenido que revisar sus inventarios.

La directora de la Cámara sectorial de la Industria Automotriz de la Andi, Juliana Rico, consideró que el factor principal debe ser la confianza de los consumidores en el país, la cual muestra una recuperación desde el año pasado.

Redacción: Por el Pais

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 5 =